Sustain 2020: Cómo trabajamos juntos frente a las adversidades

Go back to the Blog

#DareTogether, el tema principal elegido para esta edición del evento Sustain, la conferencia anual de EcoVadis sobre las cadenas de suministro sostenibles, ha resultado ser especialmente adecuado. Programada para el 12 de marzo en París, justo coincidió con el inicio de la crisis del Covid-19 en Francia, tras haber causado estragos en otras partes de Europa. Esto significaba dos cosas: La conferencia debía ser cancelada o celebrarse de forma virtual. Decidimos afrontar las adversidades, así que optamos por la segunda opción.

Y fue un gran éxito. El cambio a la celebración de un evento virtual llevó a que se duplicara el número de personas registradas. Finalmente tuvimos cerca de 2700 inscritos de 57 países, y más de 1600 accesos únicos al evento. Los asistentes permanecieron con nosotros, de media, más de cinco horas.

“Estas cifras demuestran que empresas y organizaciones pueden adaptarse y encontrar alternativas a los eventos presenciales para seguir compartiendo sus prácticas y plantear debates”, comentó Pierre-Francois Thaler, Co-CEO de EcoVadis, tras la conferencia. “Una de las grandes ventajas para nosotros fue que pudimos invitar a más de 600 empleados de EcoVadis de todas nuestras oficinas de todo el mundo a asistir a la conferencia y a los talleres durante todo el día”.

Cambiar normas y mentalidades: El único camino hacia la sostenibilidad

Había mucho más en la idea de #DareTogether que el cambio al formato virtual. El tema principal estuvo presente durante toda la conferencia y muchos de los oradores coincidieron en destacar la necesidad de que las empresas y los individuos desafíen el status quo y se atrevan a ser diferentes.

El profesor Ilian Mihov, Decano y Profesor de Transformación Económica y Empresarial en INSEAD, escuela de negocios de posgrado con campus en Europa, América del Norte, Oriente Medio y Asia, fue uno de los primeros en referirse a este punto. ““Necesitamos cambiar las normas y necesitamos cambiar nuestra mentalidad”, apremió en su discurso de apertura. Y cambiar las normas puede ser más fácil de lo que parece, según explicó seguidamente a través de un ejemplo cercano. En 1960, describió, las escuelas de negocios sólo aceptaban hombres. En 1967 un grupo de mujeres ya asistían a las clases y hoy en día no hay duda de que a las escuelas de negocios asisten un buen número tanto de hombres como de mujeres.

Lo mismo ocurre con la sostenibilidad y los negocios sostenibles. “Si no cambiamos las normas no tendremos éxito en el área de la sostenibilidad”, subrayó el profesor Mihov. Y añadió: “La buena noticia es que hay muchas empresas que se están tomando las cosas en serio”.

Acceder a la conferencia completa bajo demanda

 

Un cambio radical hacia las finanzas sostenibles

Y una sorprendente ilustración de cuán en serio las empresas de todo el mundo están tomando la sostenibilidad provino de la Dra. Gabrielle Walker, autora y experta en cambio climático, quien compartió aspectos fascinantes sobre la industria financiera en su charla “The Climate for Change.”

“Se está produciendo un cambio radical real en el mundo financiero”, expuso, señalando el Informe de Riesgos Globales 2020 del Foro Económico Mundial. El documento, publicado anualmente, presenta los principales riesgos a los que se enfrentará el mundo el próximo año. Por primera vez, la presente edición identifica la relación de los cinco principales problemas con el cambio climático.

“Está claro que el planeta está en una trayectoria insostenible. Algo tendrá que cambiar en algún momento si la raza humana quiere sobrevivir”, la Dra. Walker citó a JP Morgan Chase & Co para apoyar su idea y resumió el compromiso del banco con la sostenibilidad presentado a principios de este año. Esto incluye la promesa de destinar 200 mil millones de dólares a acuerdos de desarrollo ambiental y económico, además de dejar de asesorar y financiar al sector minero del carbón, realizar una transición gradual hacia la energía limpia, y desconectarse de los fondos para nuevos proyectos de perforación de petróleo y gas en el Ártico.

BlackRock, la mayor empresa de gestión monetaria del mundo, que supervisa más de 6 billones de dólares en activos, fue otro ejemplo utilizado por la Doctora Walker. El gigante financiero ha introducido recientemente una nueva variedad de productos de sostenibilidad con el fin de contribuir positivamente a la sociedad, y su CEO, Larry Fink, ha pedido repetidamente a los líderes empresariales que den un paso adelante, señalando al cambio climático como un factor determinante en las perspectivas de las empresas a largo plazo.

De los valores personales a la creación de valor sostenible

Es evidente que los líderes empresariales se encuentran en una posición única. Más de la mitad de la población mundial cree que “el capitalismo, tal y como existe hoy en día, hace más mal que bien al mundo”, como señaló el profesor Mihov al referirse al Barómetro de Confianza Edelman 2020, y un 60% de personas creen que los CEOs están impulsados más por la codicia que por el deseo de marcar una diferencia positiva.

Pero, al mismo tiempo, ninguna de las cuatro grandes instituciones, empresas, gobiernos, ONG y medios de comunicación, es considerada competente y ética. Y son las empresas las que son valoradas como más competentes en comparación con las otras tres, por lo que se espera de ellas que asuman el papel principal en la gobernanza mundial. Hasta el 92% de los empleados esperan que los CEOs se pronuncien sobre los temas del día a día, incluyendo la formación de perfeccionamiento, el uso ético de la tecnología y la desigualdad de ingresos. Y tres cuartas partes de la población general cree que los CEOs deberían tomar la iniciativa del cambio en lugar de esperar a que los gobiernos lo impongan.

Gilbert Ghostine, CEO de Firmenich, un gigante privado de la industria de las fragancias y sabores, el más grande del sector y el segundo más grande del mundo, en su exposición titulada Charla informal: La responsabilidad de los CEOs, afirmó que hoy en día es responsabilidad de los CEOs impulsar el rendimiento y la transformación estratégica, así como liderar el compromiso, el intercambio y el aprendizaje. Firmenich, explicó, innova constantemente y cumple con los preceptos de la sostenibilidad. De hecho, en enero de 2020, Firmenich obtuvo la más alta calificación Platino de EcoVadis por su desempeño ambiental y social, y forma parte del top 1% de los 60.000 proveedores evaluados.

Pero, ¿cuál es la receta de Ghostine para el éxito de la sostenibilidad? Curiosamente, lejos de atenerse a un enfoque estrictamente de negocios, cree que es crucial que los CEOs adopten un enfoque personal. “Lleva tus valores personales y familiares al lugar de trabajo. (…) No hay creación de valor sin valores”, dijo Ghostine.

De la solidaridad a la innovación en la cadena de suministro

Pero al abordar los mayores desafíos del mundo no se puede subestimar la necesidad de tener una perspectiva que tenga en cuenta las diversas partes interesadas. “Las empresas no pueden hacer esto solas”, señaló el profesor Mihov, subrayando la importancia de adherirse a los Objetivos de Desarrollo Sostenible del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, así como de establecer asociaciones, compartir mejores prácticas y colaborar.

Entonces, ¿qué significa eso para la cadena de suministro?

Tenemos un gran ejemplo en la industria química con Solvay, una empresa química con sede en Bélgica y uno de los miembros fundadores de Together For Sustainability, una iniciativa conjunta de 25 empresas del sector, que establece normas a nivel mundial para el desempeño ambiental, social y de gobernanza de las cadenas de suministro de productos químicos.

“La cadena de suministro de la industria química no es vertical (…) y debería ser colaborativa, deberíamos trabajar todos juntos”, expuso Ilham Kadri, CEO de Solvay, en su ponencia sobre la creación de valores sostenibles compartidos, donde explicó el enfoque de Solvay de compartir las mejores prácticas en todas las fases de la cadena, escuchando a los proveedores y aprendiendo de ellos. Y otros ponentes repitieron lo mismo. Jonathan Sims, Jefe de Adquisiciones de ENGIE, subrayó que el trabajo para involucrar a los proveedores tiene que hacerse de manera correcta, lo que a menudo significa reinventar la relación entre compradores y proveedores.

En definitiva, se trata de aumentar tus conexiones, y de abordar limitaciones y desafíos conjuntamente para crear un valor compartido para todas las partes interesadas. Vale la pena recordar las palabras de Ilham Kadri cuando dijo “Todos podemos hacerlo bien haciendo el bien”.

Accede a la conferencia completa o elige las sesiones que te interesen aquí