Definición de mineral en conflicto | EcoVadis Skip to content

Minerales en conflicto

minerales en conflicto
Main content
Volver a la página de Glosario

¿Qué son los minerales en conflicto?

 

Por "minerales en conflicto" se entienden las materias primas o minerales que provienen de una parte concreta del mundo en la que se está produciendo un conflicto que afecta a la minería y al comercio de esos materiales.

 

Estos minerales en conflicto son el estaño, el tantalio, el tungsteno y el oro, que se extraen en el este del Congo y están presentes en todos los productos electrónicos de consumo, así como en productos del sector de la joyería, la automoción, la industria aeroespacial y el del instrumental médico, entre otros muchos sectores.

 

Constituyen una importante fuente de financiación para los señores de la guerra en la región de la RDC, al alimentar la violencia que ha asolado la región durante décadas. Estos minerales se utilizan en una amplia gama de productos, como teléfonos móviles, ordenadores, joyas y vehículos. Los fabricantes de equipos originales y los socios de la cadena de suministro trabajan juntos para garantizar que la producción mundial de vehículos no apoye a los señores de la guerra ni fomente el conflicto en la RDC.

¿Dónde se encuentran los minerales en conflicto?

 

Los minerales en conflicto extraídos en la RDC pueden pasar por numerosos lugares de los países vecinos cuando se envían a las instalaciones de procesamiento.  Estos países son los siguientes: Sudán, República Centroafricana, Uganda, República del Congo, Angola, Tanzania, Ruanda, Burundi, República Democrática del Congo, Zambia y Angola.

Minerales en conflicto en la cadena de suministro

 

Lo sepa o no, los minerales en conflicto pueden estar presentes en la cadena de suministro y contaminarla. Esto podría ocurrir en diferentes etapas, ya sea a través de la minería o el comercio en la República Democrática del Congo o en un país adyacente, o en eslabones posteriores de la cadena de suministro.

 

Las empresas, ya sea en una fase anterior o posterior de la cadena de suministro, corren el riesgo de estar involucradas en el uso de minerales en conflicto. Las partes interesadas de la etapa anterior pueden comercializar y procesar minerales en conflicto, antes de que estos se utilicen en la etapa posterior de la fabricación de productos en los siguientes sectores: el del software, la defensa, las industrias aeroespacial, automotriz y electrónica, etc.

 

La República Democrática del Congo sigue siendo un entorno empresarial complejo para hacer negocios. En las provincias orientales del país, algunas minas son de acceso exclusivo para los pequeños mineros o los grupos armados. La producción de los yacimientos pasa por muchas manos antes de la exportación, lo que abre la puerta a que la exploten las fuerzas armadas.

 

Las legislaciones e iniciativas actuales establecidas por las organizaciones reguladoras están decididas a mantener los minerales en conflicto fuera de las cadenas de suministro industriales, al exigir a las empresas que prueben el origen de sus minerales y demuestren que estos no proceden de regiones afectadas por conflictos, así como que el comercio no haya contribuido a financiar estos grupos armados en la RDC. De este modo, se contribuye a mejorar la diligencia debida que las empresas que operan en los países occidentales tienen que cumplir cada vez más.

 

Entre estas iniciativas que buscan garantizar un comercio libre de minerales en conflicto se incluyen las siguientes: la International Tin Supply Chain Initiative (ITSCI, la iniciativa internacional para la cadena de suministro del estaño), Solutions for Hipe (una cadena de suministro de tuberías cerradas para el tantalio) y la Conferencia Internacional sobre la Región de los Grandes Lagos (CIRGL).

¿Qué se está haciendo?

 

El Congreso de Estados Unidos aprobó en 2010 una ley histórica relativa a los minerales en conflicto, que exige a las empresas que cotizan en bolsa en Estados Unidos que determinen si sus productos contienen uno o más de los cuatro minerales (estaño, tantalio, tungsteno y oro) que se extraen del Congo o de uno de sus nueve países vecinos.

 

La sección 1502 de la Ley Dodd Frank de Estados Unidos, más conocida como la "disposición sobre minerales en conflicto", es la primera pieza legislativa destinada a romper los vínculos entre el lucrativo comercio de minerales del este del Congo y el abuso por parte de grupos armados. Obliga a las empresas estadounidenses que cotizan en bolsa y que creen que se abastecen de esa región a realizar comprobaciones en sus cadenas de suministro (lo que se conoce como diligencia debida) para determinar si sus compras de minerales han beneficiado a grupos armados abusivos. A continuación, las empresas deben informar públicamente al regulador estadounidense, la Comisión de Bolsa y Valores​​ (SEC, por las siglas de "Security and Exchange Commision"), de las medidas que han tomado.

 

Algunas empresas han comenzado a rastrear y auditar sus cadenas de suministro debido a la legislación contenida en la Sección 1502 de la Ley Dodd-Frank de Reforma de Wall Street. El proyecto Motorola Solutions for Hope, la iniciativa Conflict-Free Tin y el sistema de certificación de la Conferencia Internacional sobre la Región de los Grandes Lagos son ejemplos importantes de los avances que se están produciendo en la región. Es necesario que los minerales en conflicto se obtengan de forma sostenible para seguir avanzando en el fin de este conflicto.

¿Desea más información sobre cómo afectan los minerales en conflicto y
    la Ley Dodd Frank a la cadena de suministro de su empresa?

Serie de webinarios +Ability: aumente la capacidad de su empresa para impulsar la sostenibilidad en su cadena de suministro.
Regístrese ahora
NOVEDAD: Barómetro 2024: transformar las compras en un socio estratégico de sostenibilidad y resiliencia
Ver ahora