Directiva sobre diligencia debida de las empresas en materia de sostenibilidad (CSDDD) de la UE

Resumen
normativo
Aquí encontrará más detalles para orientar su enfoque

La Directiva sobre diligencia debida de las empresas en materia de sostenibilidad (CSDDD o CS3D, por sus siglas en inglés) de la UE exige a las empresas mayor transparencia sobre su impacto en los derechos humanos y el medio ambiente. La CSDDD es una normativa diseñada para ayudar a las empresas a identificar y mitigar los riesgos relacionados con la sostenibilidad de sus cadenas de suministro y operaciones de abastecimiento.

La CSDDD es una ley complementaria de la Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD, por sus siglas en inglés) de la UE y un componente del Pacto Verde de la UE, la estrategia de la Unión Europea para hacer su economía más sostenible.

En 2024, la CSDDD se convertirá en normativa de la UE y los Estados miembros deberán transponerla a sus legislaciones nacionales antes de 2026. En ese momento, la CSDDD se aplicará a un grupo de empresas de la UE y en 2029 abarcará un gran número de las de fuera de la UE.

La CSDDD regirá para las siguientes empresas:

  1. A partir de 2026, grupo 1: empresas de la UE con más de 500 empleados y más de 150 millones de euros de facturación o ingresos anuales netos.
  2. A partir de 2028, grupo 2: empresas de la UE que operan en sectores de alto impacto (textil, agricultura o extracción de minerales) y que no alcanzan los umbrales del grupo 1, pero tienen más de 250 empleados y un volumen de negocios igual o superior a 40 millones de euros.
  3. A partir de 2029, grupo 3: empresas extracomunitarias activas en el bloque con un umbral de volumen de negocios en línea con el grupo 1, generado en la UE.
  4. A partir de 2030, grupo 4: empresas extracomunitarias activas en el bloque con un umbral de volumen de negocios en línea con el grupo 2, generado en la UE.

La CSDDD exigirá lo siguiente a las empresas:

  1. Aplicar la diligencia debida para identificar impactos reales o potenciales sobre los derechos humanos y el medio ambiente en la cadena de valor en su conjunto.
  2. Establecer un plan de acción para mitigar los riesgos identificados en sus propias operaciones y cadena de suministro.
  3. Realizar un seguimiento continuo de la eficacia de los procesos de diligencia debida.
  4. Ser transparentes en sus esfuerzos de diligencia debida.
  5. Adaptar la estrategia empresarial al objetivo del límite de 1,5 °C del Acuerdo de París (grupos 1 y 3).

¿Está preparándose para la CSDDD? Vea nuestro resumen normativo. Con esta guía le ayudaremos a entender qué significa la Directiva para su empresa, qué debe hacer y cómo hacerlo.